Saltar al contenido

Maceteros para Suculentas

Elegir tu macetero es una de las cosas más divertidas a la hora de trabajar con tus suculentas. Les dotarán de personalidad, vestirán tu casa y darán ese color que impregnará de vida. la zona donde reposen. ¡Elige el tuyo!

Las macetas para suculentas más compradas en 2022

Buscando maceteros para tus plantas crasas

suculentas crasas cactus macetero maceta jardinera

Una de las cosas más divertidas y excitantes además de disfrutar de tu suculenta, es elegir el macetero con la que vestirla.

Cada uno tiene sus gustos por los materiales: cerámica, plástico, metal … o por los colores azules, blancos, marrones … ¡para gusto colores! y tu tendrás los tuyos.

Pero es cierto que a pesar de esto, a la hora de comprar tu maceta para suculentas, hay ciertas cosas que debes tener presentes. Es por ello que pasamos a darte algunos detalles que no debes perder de vista en tu elección.

Drenaje en las macetas para suculentas

suculentas crasas cactus agujero drenaje

Este punto es básico en una maceta para plantas crasas. El que el contenedor de estas plantas pueda evacuar el agua fácilmente, te evitará muchos problemas con el riego de las mismas.

Incluso si quieres aprovechar una vieja hoya o cubo de metal, no tengas pena, ¡puedes! Simplemente realiza un agujero en su base con una broca y disfruta con tu nuevo macetero personalizado.

Si ves que el agujero de drenaje es demasiado grande, bien sea porque venia así, o porque te has pasado con la broca… ¡no padezcas! Utiliza un poco de cinta de malla para cubrir el agujero y evitar que pierdas la mezcla de suelo que tiene.

Con el tiempo si ves que dominas a la perfección el tema del riego, puedes coger maceteros sin orificio de drenaje. Lo que si te recomendamos es que si estás empezando no prescindas de él.

Materiales en los maceteros de las suculentas

Una vez tengas claro el drenaje para tu macetero, el siguiente paso será elegir el material del que estará compuesta la maceta de tu suculenta.

El material que elijas deberá variar de pendiendo su finalidad o ubicación, ya que no es lo mimos una maceta que descansará sobre una cómoda, que uno que estará colgando de la pared. Cada uno requerirá de unos materiales distintos.

Cerámica

La cerámica es un material bastante transpirable. Este hecho proporcionará a tu suculenta ese flujo de aire que necesita. Es por ello que esta maceta se podrá utilizar en interiores donde no exista un gran flujo de aire o exteriores también.

La luz solar, si incide con intensidad de una forma directa sobre la maceta, puede llegar a calentarla en demasía. Este hecho no es nada adecuado para el correcto desarrollo de tu planta crasa, trata de evitarlo.

No obstante si te has excedido con el agua, si dejas la maceta al sol secará bastante rápido. Es por ello que este hecho no se debe tomar como negativo de todas todas.

Su fragilidad y su peso son dos factores que deberás tener presente siempre en este tipo de maceteros para suculentas.

Un simple golpe puede dañarlos, y si se carga con demasiado sustrato una maceta de tamaño grande, puede ocasionarte dificultades si la quieres mover de lugar.

Plástico

Junto con la cerámica es otro de los materiales más populares a la hora de comprar un macetero.

Su peso más liviano y su resistencia, más elevada que la de la cerámica, lo hacen el elegido en muchas ocasiones frente a la cerámica.

Quizás su mayor pega sea la transpirabilidad, es aquí donde la cerámica es el claro vencedor. Este hecho lo debes tener presente si tu maceta se riega mucho o está en un lugar poco ventilado.

Con unos buenos orificios de drenajes y un buen sustrato, este defecto puede ser aliviado de gran manera.

Los colores de este tipo de contenedores para plantas y formas son un punto de gran atractivo para sus compradores.

Madera

Una forma poco usual de plantar tus suculentas, suele ser en madera, pero no deja de ser una opción muy interesante.

La madera ayudará a nuestras pequeñas amigas crasas a retener el agua, y mantenerlas frías, en ambientes calurosos o de mucho sol.

En caso de decidirte por este tipo de recipientes, ten siempre presente elegir madera de buena calidad.

Es fácil que si el ambiente tiene poco flujo de aire y luz solar, la madera acabe pudriéndose o que mantenga demasiado tiempo la humedad. Es por ello que una madera bien cuidada disminuirá la posibilidad de que se produzca este hecho.

Por estos motivos los maceteros de madera, puede ser que sean los menos longevos de los distintos maceteros. No obstante nadie puede negar la belleza y el encanto de los mismos.

Metal

A largo plazo no es recomendable este tipo de tiesto, para plantar tus suculentas.

Las propiedades del metal, hacen que cambie fácilmente de temperatura adaptándose al entorno. En el caso de un día muy soleado por ejemplo, calentará de forma rápida el sustrato de tu suculenta, con todo lo que ello conlleva.

Por otro lado es posible que se pueda oxidar puntualmente. Este hecho no beneficiará en nada a tu planta crasa, por ello es mejor que sólo utilices este contenedor de tierra, de forma puntual.

Vidrio

El vidrio es un material precioso a la hora de decorar, y con las plantas suculentas no es una excepción. En interiores son una de las opciones más buscadas por la gente amante del buen gusto.

No obstante hay que tener presente una cosa, y es que el vidrio no es muy transpirable, lo que repercutirá en la vida de nuestras pequeñas plantas crasas.

Por otro lado, si no cuenta con un buen drenaje, junto con que no es transpirable, vas a tener un gran problema de pudrimiento de raíces, lo que acabará lamentablemente con tus hermosas plantas.

El vidrio requiere de un control y sabiduría de plantas suculentas, es por ello que en caso de que seas principiante, no lo elijas. En otro caso, ¡a por estas macetas!

Colores y Texturas

Para muchos es la parte más divertida del cuidado de plantas suculentas. Aquí la imaginación es el límite, y hay verdaderos expertos en la elección de este tipo de elementos.

Se valora desde si la maceta y suculenta tienen colores complementarios, si la formas de maceta y crasa combinan, las combinaciones son infinitas.

Hay gente que se puede abrumar por tanto tipo de elección, así que no tengas miedo, recurre a lo básico de toda la vida: una maceta de cerámica clásica es una elección segura.

Altura de tus maceteros para suculentas

La altura le dará a una maceta mayor cantidad de sustrato, por lo tanto mayor disponibilidad de nutrientes para tu planta suculenta. Además cuanto más alta, más tarda en secarse los nutrientes.

En el caso de las suculentas una altura media o bajo resultan adecuados, para cualquier planta suculenta.

Tamaño para macetas de plantas crasas

Todas las plantas dependiendo del tamaño tienen unas necesidades de cierta cantidad de suelo, para poder desarrollar su raíces, y obtener los nutrientes que necesitan.

Debes tener presente en el momento de elegir el tamaño de tu cuenco, el tamaño de la planta crasa que vas a plantar en él, para que no tenga limitaciones, a la hora de alcanzar su máximo explendor.

Piensa también, que una maceta de tamaño grande, admite más tierra, y por lo tanto dota de mayor estabilidad por lo general, a la planta que reside en ella.

¿Cuencos redondos o cuadrados para tus suculentas?

Este hecho no afectará en gran cantidad a la vida de tu preciosa suculenta. Lo que sí que es realmente cierto es que las macetas cuadradas aprovechan mejor el espacio.

En este caso el factor estético es el que te hará decidirte por una o por otra. Así que elige en función del lugar donde residirá tu preciosa planta crasa.